Dación en Pago

Después de un mes de vacaciones, empezamos a trabajar esta semana con una buena noticia.  Hoy viernes, 4 de septiembre, unos clientes han firmado ante el Notario Escritura de Dación en Pago de préstamo hipotecario. Es una buena noticia, aunque con un poco de tristeza por perder una vivienda, en la cual tantas ilusiones había puesto la familia.

Archivo 4-9-15 13 03 14

La clienta vino a mi despacho hace unos meses, después de recibir una reclamación extrajudicial reclamando la deuda.  Llevaban dos años sin pagar porque la cuota alcanzaba casi la totalidad de los ingresos familiares.  Sólo le quedaban dos opciones: dejarse embargar de por vida por la entidad bancaria o solicitar la dación  en pago, perdiendo la vivienda, pero darse una segunda oportunidad a la familia.

Ha sido una negociación larga y tediosa, con requerimientos interminables de documentos.  He de decir que la Gestora especialista de recobro era un encanto, no hay que olvidar que detrás de las entidades hay personas que son sólo trabajadores, me facilitó en todo momento la presentar los documentos y cuando faltaba alguno, se encara incluso con sus superiores con el fin que empezar el estudio de la posible dación en pago.

Finalmente, antes de verano el estudio se realizó y tras la tasación de la vivienda se aprobó la dación para el pago de la deuda reconocida por los clientes.

Es duro, desprenderse de algo por lo que has luchado tanto tiempo, pero todos tenemos derecho a tener una segunda oportunidad.

Al salir de la notaría, ha habido incluso lágrimas porque existían contradicción de sentimientos, pero esta familia, como muchas, tienen ese derecho a empezar de cero en una nueva vivienda, sin arrastrar deudas de por vida.

¡Hasta Pronto!